Zélia Pedreira Magalhães

Zélia Pedreira Magalhães


Datos biográficos de la Sierva de Dios María do Santísimo Sacramento
Al siglo Zélia Pedreira Magalhães –
(1857-1919)

Zéila, primogénita de João Pedreira do Couto Ferraz, que desde el 1853 fue secretario del Supremo de Justicia y sucesivamente formó parte del Tribunal Federal, y de Elisa Amália de Bulhões Pedreira. Viene bautizada con el nombre de Elisa, pero poco después los padres lo cambiaron por el de Zeila.

Sus abuelos paternos era Luis Pedreira do Couto Ferraz y Guilhermina Amália Correira Pedreira, y los maternos el comendador José Manuel Carvalho Bulhões y Justina de Oliviera Bulhões. Entre los parientes más estrictos estaban en tío paterno el Vizconde de Bom Retiro, la tía Baronesa de Anadia y el Vizconde de Duprat, si cuñado.

La sierva de Dios recibió una buena educación literaria, artística y científica, revelando una tendencia particular por el estudio de las lenguas, de hecho, hablaba y escribía correctamente francés, inglés, español e italiano; conocía bastante bien el alemán, el latín y el griego. Con solo 14 años traducía del italiano al portugués la obra de Cesare Cantú “El Giovinetto”, que publicará con el título de “El Adolescente”, un libro de 250 páginas, que viene regalado al Emperador Pedro II, el cual respondió con una carta de agradecimiento.

Con poco más de 19 años, Zeila se casó con el Doctor Jerônimo de Castro Abreu Magalhãnes, ingeniero civil. Era el 27 de junio del 1876, en la casa de campo de Cachoeira, Tijuca.

Después que vivió un breve periodo en la ciudad de Petrópolis, se transfirieron a la Hacienda de Santa Fe, cercana ala pequeña ciudad de Carmo do Cantagalo, en la Provincia de Río de Janeiro. Desde el principio, la Hacienda, se distinguió de las demás por su fuerte vida cristiana. El lugar estaba dotado de Capilla, en la cual varias veces al día Zeila se retiraba en oración, al mismo modo los esclavos que trabajan allí comenzando la jornada rezando guiados por la misma Sierva de Dios.

Zeila se preocupaba constante por la vida espiritual de los esclavos, por ello, siempre todos participaban a la Misa, se confesaban y participaban a la catequesis, todo era siempre promovido por Zeila y su esposo. Era ella misma quien catequizaba sea niños que adultos. Los dos esposos trataban a sus esclavos como personas libres, vivían en total libertad y recibían un salario. Cuando fue aprobada la ley de liberación de los esclavos, el 13 de mayo del 1888, todos los esclavos de la Hacienda Santa Fe restaron ahí y continuaron a vivir del mismo modo, siempre como personas libres.

De este feliz matrimonio nacieron trece hijos, cuatro murieron en tierna edad, todos los demás, tres hombres y seis mujeres, abrazaron diferentes Órdenes Religiosas (Lazarista, Jesuita y Franciscano; cuatro Doroteas y dos del Buen Pastor).

Después de la muerte de Jerônimo, su esposo, en el 1909, Zeila se preocupó de asistir a su padre, su madre murió el 18 de octubre del 1901, hasta la muerte. Después de esto, el 1º de noviembre del 1913, Zeila concretizó su antigua deseo de hacerse religiosa, hizo su ingreso en el Convento de las Siervas del Santísimo Sacramento. Pero teniendo una hija muy enferma y un hijo joven, prefirió esperar un poco antes de hacer la Profesión Perpetua.

Después de haber vendido todos sus bienes y donado las ganancias a personas necesitadas y a la Iglesia, decidió de profesar los Votos Religiosos, así viene llamada con el nombre de Sor María del Santísimo Sacramento, era el 22 de enero del 1918.

Zeila murió en olor de santidad, su edificante y ejemplar existencia, el 8 de septiembre del 1919. Fue sepulta en el Cementerio de São João Batista, Río de Janeiro; un año después sus restos mortales fueron llevados a la Parroquia de Copacabana donde actualmente se encuentran.

Actor de la Causa: Arquidiócesis de Río de Janeiro (Brasil)

(Italiano)
Sito registrato nella

(Italiano)