María Electa de Jesús O.C.D.

Maria Eletta di Gesù  O.C.D. -al secolo Caterina Tramazzoli
Datos Biográficos de la Sierva de Dios María Electa de Jesús O.C.D.
– En el siglo Catalina Tramazzoli –
(1605-1663)

Catalina Tramazzoli, nace en Terni (Italia) el 28 de enero del 1605. Viene bautizada en la Catedral. Crece en un ambiente equilibrado y particularmente rico de fe. Los dones de gracia y naturales le hacen entender que la paz y la alegría verdadera son el Señor, así el 3 de junio del 1626 a los 21 años, siguiendo la llamada de Cristo, entra en el monasterio de las Carmelitas Descalzas de su ciudad natal.

La joven carmelita, Catalina, ahora sor María Electa, se empeña seriamente en su vocación y se vuelve un ejemplo y modelo para las demás hermanas. Después de tres años de vida religiosa recibe el encargo de cooperar en la fundación de un Carmelo en Viena, donde demostrará, con solo 24 años, una madurez sorprendente. Después de 14 años, el 11 de diciembre del 1643, el Emperador le pide de fundar un Carmelo en Graz donde vivirá los años más fecundos de su vida espiritualmente, obteniendo la estima de la población, de la aristocracia y del mismo Emperador Ferdinando III, por su sabiduría y santidad.

Destinada a una nueva fundación en Bohemia deja Graz el 1º de septiembre del 1656. La llegada a Praga de la Madre María Electa es todo un triunfo: el pueblo la conoce por fama y la estima como una santa. Es propio en Praga donde la Sierva de Dios, además de los problemas referentes a la fundación del Carmelo, vivirá la “noche oscura” de la prueba con heroica paciencia y grande abandono en las manos de Dios, a través de las enfermedades, tormentos del espíritu, contradicciones y hasta calumnias.

El amor, dice Teresa de Jesús, se obtiene con las obras y sufrimientos. Es la manera de amar de los Santos, fue aquella de la Madre Electa que vivió la obediencia en su aspecto más radical y sobrecogedor imitando a Jesús, obediente hasta la muerte en cruz.

Con la actividad nutrida por la oración y con el ejemplo, la Madre María Electa condujo el monasterio de las Carmelitas Descalzas a una gran perfección de vida religiosa, mientras su fama de santidad crecía en toda la ciudad bohemia.

En Praga, el 11 de enero del 1663, terminas sus días en la tierra con cincuenta y ocho años de edad.

El Emperador que nutría una gran estima por la Sierva de Dios, informa personalmente al Papa Alejandro VII quien exultando exclama: “Esta flama, un día, será puesta en el candelero de la Iglesia de Dios”.

Biografías:
Sor Cecilia Teresa de Jesús, Biografia di Maria Eletta di Gesú, Terni 1975.

L.M. Mirri, Maria Eletta di Gesú. Una Carmelitana per le estrade d’Europa 1605-1663, Cittá Nuova, Roma 2010.

Actor de la Causa:

Monasterio de los Santos José y Teresa de Terni, de la Orden de las Carmelitas Descalzas

(Italiano)
Sito registrato nella

(Italiano)


(Italiano)