Lucia Burlini

Lucia Burlini
Datos biográficos de la Venerable Lucía Burlini
(1719-1789)

Nace en Piansano (Viterbo, Italia), vivió una larga ida, a no ser por las fatigas encontradas, de las enfermedades, sin válidos subsidios de parte de la terapéutica de la época.

Conoció a San Pablo de la Cruz a la edad de 24 años y siguió su dirección con asiduidad y constancia excepcionales.

No quiso buscar una familia para sí, teniendo en el corazón la idea de la consagración total a Jesús Crucificado y a un apostolado, en aquellos tiempos apenas imaginables, es más de no aconsejar a una mujer.

Animada por San Paolo a continuar con su profesión de tejedora en forma independiente, para un mercado limitado en su ciudad y en la zona limítrofe y en aquél silencio entre canillas, olores, peines y tejidos de cáñamo, lino y lana, cantando su amor por Cristo escogido como el único centro de la vida personal.

Del ejemplo de su director, entre los misionarios más conocidos de la historia católica, tomó el impulso al apostolado que se desarrolló en dos líneas, las dos audaces y costosas:

El sustento de la comunidad pasionista de la cercana Casa del “Cerro”, en la Tuscania (VT) con otras más lejanas, y el contacto directo con las familias que acercaba con la finalidad de colectas que organizaba en provecho de la obra de San Paolo de la Cruz.

Con la primera obra entró en lo íntimo de la comunidad religiosa, edificando con su fervor sin cansancio, recibiendo confidencias que le revelan dificultades, proyectos generosos, necesidades que se pueden confiar solo a personas de extrema confianza.

El Santo al final la considerará una verdadera madre de su Congregación. Con la segunda, viene a conocer de las Crisis familiares, conflictos obstinados, odios peligrosos, indiferencia hacia las prácticas religiosas. Para cada caso supo encontrar la palabra que devuelve la confianza, el consejo que lleva a una valuación serena, con el resultado de afirmarse como una excepcional “operadora de paz” en su ciudad y fuera.

El Señor mostró varias veces de agradecer este doble empeño con algunos eventos, considerados milagrosos por los contemporáneos.

Rica de años, de experiencias y de méritos, voló al cielo el 1º de mayo de 1789, asistida misteriosamente por su Director, como le había prometido años atrás.
La fama de su santidad nunca ha cesado en su ciudad y en la memoria de los Pasionistas. Desde el 1948 fue relanzada su figura y su testimonio, a través de revistas, innumerables ediciones de su biografía y de la correspondencia epistolar entre ella y S. Paolo de la Cruz, con respuestas que reflejan simpatía benéfica, el compartir una espiritualidad serena, sólida, abierta al más empeñado anhelo apostólico.

En octubre de 1987 la Iglesia la ha declarado Venerable y ahora, después de tantas relaciones de hechos milagrosos, referidos como fruto de su intercesión, se examinado la autenticidad de un supuesto milagro, después de que sería declara Beata y al final Santa.

El deseo de un público vasto y escogido, de Italia y del extranjero: es que pronto la Venerable Lucia Burlini pueda ser señalada por el mundo católico como expresión de espiritualidad, como como la suya, caracterizada por la Sabiduría y de la experiencia de la Cruz de Cristo.

Actor de la Causa: Provincia Passionista Romana della Presentazione di Maria
Biografías
Bordo Bernardino, Luce nascosta. Autobiografia di Lucia Burlini, Soriano nel Cimino 1956.
Id., Lucia Burlini, Nettuno 1967.
Id. La Venerabile Lucia Burlini, Nettuno 1988.
Positio super virtutibus ex officio concinnata, Roma 1985.

(Italiano)
Sito registrato nella

(Italiano)


(Italiano)