José Antônio do Couto, SCJ

José Antonio de Couto, SCJ

Datos biográficos del Siervo de Dios José Antonio de Couto, SCJ
(1927-1997)

José Antonio de Couto nació en un pequeño pueblo al interno de la ciudad de Formiga (Estado de Minas Gerais, Brasil), llamado São Pedro, el 1º de noviembre del 1927. Sus padres Joaquín Antonio de Couto y Rita María de Concepción de Couto eran personas profundamente cristianas y educaron a sus hijos según la doctrina católica y el Amor hacia el Señor Jesús.

El deseo por la vida sacerdotal comenzó a manifestarse el día de su Primera Comunión.
El Siervo de Dios fue uno de los primeros ocho seminaristas que hicieron su ingreso en la Escuela Apostólica Deoniana de Lavras, en el 1944. Con este pequeño grupo inició la escuela y el Seminario la Lavras. José permaneció en aquella escuela hasta el 1946.
El 29 de octubre del 1950 es admitido como postulante de los Deonianos. Hizo su noviciado en el año 1951 en Brusque (Estado de Santa Caterina) profesando sus primeros votos religiosos el 2 de febrero del 1952, en la Congregación de los Padres del Sagrado Corazón de Jesús.
Los Superiores de la Provincia Brasileña Meridional, en el 1953, mandaron al joven José a estudiar la teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.
Terminó los estudios teológicos en el 1957, sucesivamente realizó la licenciatura en Teología Moral en la Academia Alfonsiana de Roma, era el 1959. Después de la licenciatura continuo los estudios obteniendo el Doctorado en Teología Moral en la Universidad Urbaniana de Roma.
El 1º de julio del 1956 recibió en Roma, en el Colegio Internacional, las ordenes presbiterales. El día siguiente, en la Basílica de Santa María Mayor en Roma, celebraba su primera Santa Misa.
Regresó a Brasil en los primeros días de agosto del 1960.
El año sucesivo es mandado a Taubaté (Estado de San Paolo), al Convento del Sagrado Corazón de Jesús, esta fue la única ciudad en la cual trabajó como presbítero religioso. Hasta el 1974 fue formador y profesor, enseñaba Teología Moral y Derecho Canónico. Desde 1965 hasta 1968 ocupó el cargo de Rector del Convento del Sagrado Corazón de Jesús, en esta ocasión se ocupó tanto por la formación de un grande número de sacerdotes para la Iglesia del Brasil.
Durante los años del sacerdocio en el Convento de Taubaté, realizó un importante servicio en las Capillas de la campaña; creó la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en el pueblo de São Geraldo, ejercitó con gran celo su misión pastoral y su función de párroco. Era muy estimado por los demás párrocos, prestando también asistencia teológica y pastoral al Obispo del lugar, Don Francisco Borja do Amaral (1944-1976), quien lo tenía como consejero.

Obispo de la Iglesia de Taubaté
El 5 de junio de 1974, el Santo Padre Pablo VI, nombra al Padre José Antonio do Couto Obispo auxiliar de la Diócesis de Taubauté, con derecho a la sucesión inmediata al cuarto Obispo titular de Taubauté. Es ordenado Obispo el 18 de agosto del 1974.
Su Excelencia Monseñor Francisco Borja do Amaral, llegando a la edad de 78 años, después de 32 años de episcopado, presenta su dimisión a la Santa Sede y de acuerdo con la Bula de nómina de Monseñor José Antonio do Couto, el Siervo de Dios tomaba automáticamente el gobierno de la Diócesis de Taubaté, era el 5 de mayo del 1976.
Como Obispo se distinguió notablemente por su gran labor pastoral en toda la Diócesis: en las parroquias, en las comunidades eclesiales, en los seminarios y en las casas religiosas. Estuvo siempre atento a las exigencias cotidianas, estaba siempre listo a dar respuesta concreta a los nuevos problemas que la sociedad debía afrontar. Gran parte de su vida estaba dedicada al pueblo y a su clero. Era siempre el primero que escuchaba a todas las personas, sin hacer nunca distinciones sociales.
El Siervo de Dios tenía una gran visión de la Iglesia. Dinámico, abierto y atento a las realidades y a los defectos de la sociedad. Gobernó su diócesis con gran prudencia; la pastoral era conducida en un contexto de “Pastoral Conjunta”, era siempre discutida en los consejos.
Entre todas las actividades pastorales, Monseñor José Antonio do Couto, antes de su enfermedad, siguió la preparación de la nueva Diócesis de José dos Campos, este fue un trabajo muy importante en su carrera.

En los últimos años de gobierno en la Diócesis de Taubaté, se distinguió como un Obispo sabio y prudente, con un inmenso amor por la Iglesia. Se distinguió por una gran visión organizativa, sabia y al mismo tiempo amorosa y acogedora.
El encargo Episcopal no lo alejó nunca del contacto con las personas más simples. Para el Siervo de Dios era muy importante acoger a los humildes y pobres. Se distinguía por una gran sabiduría cuando tenía que dialogar con las autoridades civiles y religiosas u otras clases sociales.
En el mes de agosto del 1981, debilitado por motivos de salud, renunció al encargo como Obispo titular de Taubaté. El 3 de noviembre del mismo año, como Obispo Emérito, se transfirió al pequeño convento Deoniano, donde permaneció por 16 años, hasta el 30 de julio de 1997.
La enfermedad no le impidió de acoger a las personas, de hecho su habitación, el Convento, se volvieron un lugar de acogida para todas las personas que necesitaban de su guía espiritual. Dios estaba siempre en cada palabra, de particular importancia es su testamento espiritual.
Hasta el último día de su vida terrena se distinguió por su amorosa acogida hacia todas las personas que necesitaban de una confesión o de la dirección espiritual.º

(Italiano)
Sito registrato nella

(Italiano)