Francisco de Paula Víctor

Venerabile Francisco de Paula Victor


Datos biográficos do Beato Francisco de Paula Víctor
(1827-1095)

O Beato Francisco de Paula Víctor, nació el 12 de abril de 1827 en la Villa de Campanha da Princesa (Minas Gerais). Hijo natural de una esclava negra Lourença Justiniana de Jesús, tuvo como madrina de bautismo a su misma patrona doña Marianna de Santa Ferreira.

Aprendido el oficio de sastre, Víctor soñaba con ser sacerdote, pero era un sueño prohibido al punto de escuchar que el día en que él sería sacerdote, a las gallinas le crecerán los dientes. Estaba en pleno régimen esclavista y a los esclavos, en particular a los esclavos negros, no solo era prohibido acceder a cualquier encargo público sia civil que eclesiástico, ni siquiera estudiar.

La inspiración de Víctor tuvo una feliz coyuntura con la ayuda de la madrina-patrona y la determinación de Monseñor Antonio Viçoso, obispo de Mariana, convencido abolicionista. Iniciado en los estudios por el viejo párroco de Campanha Padre Antonio Felipe de Araujo, Víctor fue admitido al Seminario de Mariana. Ahí soportó con paciencia la hostilidad y discriminación de los demás seminaristas al punto de volverse su sirviente. Uno de ellos escribe que, no obstante todo, Víctor esperaba, esperaba, esperaba siempre. Con su humildad y determinación al final conquista a todos. Superados con indulto los impedimentos canónicos, el 14 de julio de 1851 fue ordenado sacerdote. Gran parte de los blancos, todavía no aceptaban que un ex esclavo pudiera ser sacerdote, rechazaban hasta tomar la comunión de él. Así cuando al año sucesivo fue mandado a Tres Pontas con el encargo de vice-párroco, fue de gran desconcierto y reserva de la población.

La humildad y la paciencia con el sustento de un ilimitado amor a Jesucristo llevaron a Padre Víctor no solo a ser aceptado sino hasta llegar a ser “idolatrado” por sus parroquianos. Fue párroco de Tres Pontas por más de cincuenta años, es decir hasta su muerte el 23 de septiembre de 1905.

Fue sepulto de la iglesia parroquial, en 1999 se procede a la organización canónica y los restos mortales fueron puestos en un nuevo sarcófago.

A la atención y guía de las almas sumó la construcción del Colegio “Sagrada Familia”, en el cual fue también profesor, para iniciar en los estudios pobres y ricos, blancos y negros; convencido que la cultura junto con la fe pueden fundar una sociedad nueva. Construyó la más grande iglesia en Minas Gerais: Nossa Senhora d’Ajuda. La caridad lo caracterizó en modo particular, viviendo personalmente una pobreza absoluta. El diablo lo temía como exorcista al punto de ofenderlo llamándolo: “¡Aquél negro feo de grandes labios!”

La herencia espiritual y cultural dejada por P. Víctor constituya la particularidad de Tres Pontas y de los territorios cercanos, es grande y la veneración que los fieles le tributan.

Beatificado en Tres Pontas 14 de noviembre 2015

(Italiano)
Sito registrato nella

(Italiano)