Elisa Miceli

Sierva de Dios Elisa Miceli

La Sierva de Dios Elisa Miceli, nació a Longobardi (Italia) esplendente centro agrícola del Casentino Tirrenico, el 12 de abril del 1904; con la familia que había atendido la formación humana y religiosa, se transfirió a Roma en 1917, donde entró en contacto con eminentes personalidades del mundo católico-social.

En el madurar su decisión de consagrar su vida a Dios entre las Carmelitas, regresó en Calabria donde tomó conciencia de las graves condiciones de explotación y degrado material, social y espiritual en las cuales se encontraban las poblaciones rurales.

Se sintió profundamente llamada a anunciar el Evangelio a los más lejanos, restando como carmelitana contemplativa de corazón. De hecho la Madre Elisa había intuido que el Reino de Dios se hace presente entre los hombres a través una atenta obra de promoción humana y cristiana.

Puntos cualificados de la espiritualidad de Elisa son la referencia al Sagrado Corazón, significado en Jesús Eucaristía; fruto natural es la Ora Santa nocturna junto a su empeño apostólico, como sentido de responsabilidad que empuja a la Madre a la expiación. La agonía de Jesús en el Getsemaní es la imagen que la acompaña hasta su lecho de muerte. Por el ansia apostólica en la Fiesta de la Inmaculada del 1934, nascerá la Congregación de las hermanas Catequistas Rurales del Sagrado Corazón, a la cual participa el don de Dios a otras almas y vuelve más eficaces y sólidos la vida de unión con Dios y el apostolado catequístico.

Desde los años veinte, la Madre Elisa había dado vida a los Oratorios Rurales, lugares de acogida y de formación integral del hombre, del ciudadano y del cristiano; éstos desembocaron en la genial y original “Semana Campestre”, practicadas después en varias regiones de Italia.

En su acción abre el corazón y tiende las manos a todo tipo de necesidad, da asilo a las madres solteras, en la época corridas de casa y renegadas por la familia, instituye Escuelas Maternas y talleres para las jóvenes, acoge a los niños huérfanos o expuestos a la tuberculosis y a la miseria moral y material, vuelve conscientes a los pobres de sus derechos y los sostiene en el ejercicio de ellos.

La labor de la Sierva de Dios viene blocada por un mal incurable, que ella vive con espíritu de cristiana expiación y de activa conformación a la voluntad de Dios en perfecta coherencia con la elección fundamental de su experiencia de fe.

El 19 de abril del 1976, en la Casa de la Congregación de Frascati, la Sierva de Dios expiraba píamente, entre el llanto general y la unánime convicción de su santidad de vida.

Siendo grandemente difundida la fama de santidad de la Madre Elisa, el día 19 de abril del 2002, se iniciaba el proceso de canonización, para evidenciar la heroicidad de las virtudes humanas y cristianas.

Los restos mortales de la Sierva de Dios, después del “Reconocimiento Canónico”, el 02 de marzo del 2003, reposa en la Capilla de la Virgen del Carmen, en la Iglesia de la Asunción (llamada de San Francisco de Paula) en Longobardi.

Fecha de Exhumación de la SdD Elisa Miceli 02/03/2003

Notas biográficas

DONNA LISETTA di Francesco Miceli
Terminado de imprimir en el mes de abril de 1979
Ediciones O.R.

ELISA MICELI
Tutto per compiere la volontá di Dio
A cura di Gaetano Passarelli
Editado en el mes de abril del 2004
Tipografía R. Gnisci

(Italiano)
Sito registrato nella

(Italiano)


(Italiano)