Aloísio Sebastião Boeing, s.c.j.

Aloísio Sebastião Boeing, s.c.j.

Datos biográficos del P. Aloísio Sebastião Boeing, s.c.j.
(1913-2006)

El Padre Aloísio Sebastião Boeing, scj, nació el 24 de diciembre de 1913 en un pequeño pueblo llamado Vargem do Cedro, Estado de Santa Caterina (Brasil). Toda esta región, desde el S.XIX, acogió a tantos emigrantes alemanes. Eran casi todos católicos que trajeron muchas de sus tradiciones a estas tierras.
La primera parroquia en Vargem do Cedro fu erigida en el 1920, la comunidad desde el principio tuvo tantas vocaciones a la vida sacerdotal y a la vida religiosa, en particular para la Congregación del Sagrado Corazón de Jesús, los Dehonianos.
El padre del Siervo de Dios, João, fue una persona profundamente religiosa, participaba todos los días en la Liturgia Eucarística. Era el maestro del coro de la parroquia, se empeñaba tanto por los enfermos y los necesitados de asistencia. La madre, Josefina Effting, era muy devota a la Madre de Dios y de San José. Continuamente recibía gratuitamente a todas las personas que necesitaban un alojo y que venían de muy lejos. El Siervo de Dios tenía otros seis hermanos de sangre y dos adoptados, de éstos, dos fueron sacerdotes y una religiosa.
La fe de la familia fue un grande ejemplo para el pequeño Aloisio, el cual desde joven comenzó a mostrar interés por la vida religiosa. A los 11 años, el 11 de febrero del 1925, entró en el seminario de Brusque (SC), ahí terminó los estudios de segundo grado. En el 1932 el seminario se transfirió a Corupá. Allí con grande dificultad debida a la difícil comunicación, frecuentó un año de estudios; sucesivamente regresó a Brusque e inició el noviciado perteneciendo a la Congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús. Terminó los estudios filosóficos en Brusque, después por dos años fue profesor en el seminario de Corupá, sucesivamente siguió el curso de Teología en Taubaté (SP).
Viene ordenado sacerdote en Taubaté el 1º de diciembre del 1940 e inició su ministerio sacerdotal en Varginha (MG), sucesivamente regresó a Corupá como profesor y director espiritual de los seminaristas.
Nueve años después viene nombrado maestro de novicios, ejercitó su nuevo mandato por cuatro años en Brusque y por veinte años en Barra do Rio Cerro. Siembre era llamado “Padre Maestro”. Era una fuente espiritual para todos: enseñaba a tantas personas mediante sus conferencias y dirección espiritual. Su dedicación al amor por Cristo, por la Iglesia y por la atención a los novicios fue una constante en toda su vida. Fue nombrado, responsable general para la formación de los novicios de la Provincia de Sur de la Congregación Dehoniana brasileña.
En el 1974 fundó la “Fraternidad Mariana del Corazón de Jesús” en Jaraguá do Sul. Siguió siempre personal y espiritualmente esta nueva realidad.
En estos años, P. Aloisio fue también párroco en Pomerade (SC). Se distinguió inmediatamente por su gran fuerza espiritual, tantas personas, todos los días, pedían de ser recibidas por él. Su calma y heroica paciencia, le daban la fuerza para recibir siempre a todos. No quería hacer a un lado a nadie.
Seguía con tanto empeño a las personas que casaba, a las familias de los neo-bautizados, era el párroco de todo y el padre espiritual de todos aquellos que lo pidieran.
Otra característica del Siervo de Dios fue su gran espíritu ecuménico. Se preocupaba por acoger y llevar la Palabra del Evangelio también a las otras religiones que convivían en su misma realidad.
Muchas veces lo llamaban para resolver los problemas entre la comunidad católica y la comunidad luterana, ambas partes conocían y respetaban su gran humildad y ejemplo vivo de paz cristiana.
En el 1983 viene transferido a Brusque como director espiritual de la Casa de retiro de los Padres Dehonianos; restó ahí por casi dos años.
El 5 de abril del 1984, el Obispo, Monseñor Gregório Warmeling llamó al Siervo de Dios para seguir la comunidad e Nuestra Señora del Rosario. Se trataba de seguir espiritualmente una grande comunidad de laicos, este era un gran deseo del P. Aloisio, llevar la Palabra de Cristo y de la Madre de Dios a todos, hasta a los más lejanos.
P. Aloisio murió con gran fama de santidad el 17 de abril del 2006, en Nereu Ramos, municipio de Jaguará do Sul. Todavía en vida muchas personas lo consideraban santo. Esta fama fue siempre creciendo. Su tumba es visitada diariamente donde se pueden observar siembre exvotos por gracias recibidas atribuidas al Siervo de Dios.

(Italiano)
Sito registrato nella

(Italiano)


(Italiano)